miércoles, 1 de septiembre de 2010

El mundo de las telenovelas

El viernes pasado vi una telenovela por primera vez con mi amigo Geoff Nolan. Nunca he tenido la experiencia de estar tan cautivada por un programa de la televisión, pero la pasión de los personajes me enganchó completamente. Es como las emociones de cada persona forman el sentido de un aspecto de la sociedad. En “Cuidado con los ángeles,” la telenovela que vi, la protagonista, Marichuy es una representación buena de toda la gente que lucha para los derechos de ser iguales y respetados. Éste podría ser los pobres, las mujeres, razas indígenas, o simplemente alguien que vive fuera de las reglas de la sociedad. En el mundo de las telenovelas, la esperanza de tener un final feliz crea una creencia en las audiencias que ellos también puedan tener una vida con amor y alegría. Aunque soy hispana, la experiencia de ver una telenovela es completamente nueva, y ahora tengo una perspectiva diferente de mi propia cultura. Sin embargo, me han mostrado en muy poco tiempo que el placer de ver una telenovela no es perderse en la historia de otras personas, sino descubrir la inspiración de vivir con fuerza, dignidad y amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada